Al final se cumplió el guión y VP Madrid cerró su temporada de SF2 con el mejor sabor de boca: una victoria, en esta ocsión frente a la AD la Curtidora.

El equipo ha conseguido 6 victorias en los 6 partidos del play off de permanencia y hace olvidar así una temporada irregular.

La ultima victoria conseguida el pasado sábado en Avilés llegó no sin poco suspense, ya que las madrileñas resolvieron el partido en el quinto set .

El primer set fuimos por debajo todo el tiempo y al contrario de lo que hicimos cuando jugamos en casa, no fuimos capaces de darle la vuelta al marcador en el final de set.

Con 1-0 la AD La Curtidora empezó el segundo set con muchas ganas. El equipo se repuso y conseguimos llegar al 2º tiempo técnico con una ventaja que se iría incrementando y que se vio reducida al final gracias al saque de Patricia Franco (#2). César Hernández solicitó un tiempo muerto para frenar a las locales  y un punto directo de Virginia Calvo cerró el set (1-1)

El tercero comenzó bien para VP Madrid y desde el inicio fuimos incrementando poco a poco la ventaja con muy buenos saques y poniendo en dificultad su K1, el 25 – 13 final lo dice todo.

El cuarto set tenía pinta de ir rodado, con una rotación de saque de Andrea García muy buena, que nos llevó del 6-6 al 6-12. Dicha ventaja se incrementaría hasta el 10-17.

En ese momento la “curti” reaccionó y se puso por delante en el marcador, ventaja que ya se mantendría hasta el final del set.

El emocionante partido entre dos grandes equipos se iba a decidir en el tie-break.

Finalmente, en el 5º set y a pesar de los nervios en los 2 ó 3 primeros puntos, las madrileñas supieron  sacar una pequeña ventaja que administraron bien hasta el final .

Con  el 2-3 final, VP Madrid cumplió el objetivo del play off de ganar todos los partidos del mismo.

Se cierra así la cuarta temporada del equipo en SF2 que ha concluido con  el éxito de la permanencia y el record de 7 victorias en 8 partidos (incluyendo liga regular y play off).

Al final, únicamente nos queda la duda de las posibilidades del equipo en el caso de haber sido más regular, durante la primera fase de competición.