Vanesa en partido de la temproada anterior. Foto: Rafa Moya.

Vanesa en partido de la temproada pasada. Foto: Rafa Moya.

Aunque empezó jugando a voleibol en el colegio donde entrenaba su padre, fueron los dibujos de “Juana y Sergio” los que le engancharon a este deporte y le llevaron a practicarlo desde hace ya casi veinte años. Dice haberse recorrido medio Madrid jugando a voleibol antes de llegar a Voley Playa Madrid, donde suma ya su cuarta temporada. A los partidos en casa, de camino a Entrevias, siempre escucha a Fito pero, “si se juega fuera…no hay manías”.

Esta semana hablamos con nuestra capitana, Vanesa Rubio:
– ¿Cuáles fueron los objetivos que se marcó el equipo a principio de temporada?
“Este año el equipo cambió casi por completo al del año pasado y aunque todas se conocían, lo primero era ver cómo funcionaba el equipo y luego conseguir los mejores resultados posibles.”

– Ante esos cambios que comentas, ¿se esperaban resultados tan buenos?
“Las expectativas eran buenas y ha salido bien”

– Tras ver los resultados del grupo en la primera vuelta y el arranque de esta segunda, ¿cuáles son los objetivos que busca ahora el equipo?
“El primer y principal objetivo que tiene el equipo es poder jugar los playoff y luego…ya se verá”.

– ¿Y qué “armas” utilizarán las damas de negro para lograr su objetivo?
“Sólo puedes conseguir los objetivos trabajando para ellos, no se me ocurre otra cosa que no sea entrenar”.

– Hablános de la experiencia de la Copa Princesa, ¿qué ha supuesto para ti poder disputar esta competición?
“Para mí ha supuesto vivir una experiencia deportiva que nunca antes había vivido, igual que para el equipo y el club. Se vio buen voley durante la Copa Princesa así que los que vinieron a verla también disfrutaron”.

– Esta semana os ha tocado descansar. En lo personal, ¿qué supone estar una semana sin jugar? Imagino que para aprovechar el fin de semana de alguna forma no habitual.
“Si. Me he ido a pasar el fin de semana a un pueblito de Segovia con unas amigas, a disfrutar y a recargar pilas. Hacer algo diferente, desconectar de vez en cuando siempre viene bien”.

Ataque de la madrileña. Foto: Rafa Moya

Ataque de la madrileña. Foto: Rafa Moya

– Y después del descanso, toca derbi en casa, frente a Leganés, ¿cómo va a ser ese encuentro?
“Será un partido complicado ya que tienen a buenas jugadoras y que saldrán a por los 3 puntos. No hay que mirar la clasificación ya que el partido se gana o se pierde en el campo”.

– ¿Qué se espera de la afición ante un partido de esta intensidad?
“La afición nunca falla, el cariño que transmiten llega y ayuda al equipo. Yo, personalmente, no puedo estar más agradecida de todo el apoyo que me dan.”

– Eso es algo que todos los equipos que visitan Entrevías destacan, el ambiente y la afición de Voley Playa Madrid que semana tras semana va aumentando, ¿a qué crees que puede deberse?
“ Espero que signifique que el interés por nuestro deporte está creciendo”.

– Volviendo a la SF2. Tras varios partidos seguidos jugando en casa, después de recibir a Leganés, tenéis que volver a viajar y os enfrentaréis a Ciutat Cide, uno de de los rivales que no hay que perder de vista. ¿Cómo se espera que sea ese partido y los que quedan de temporada en esta segunda vuelta?
“Tanto ese partido como todos los que quedan serán complicados. El equipo no puede despistarse si quiere conseguir el objetivo.”

– En el campo juegas de central, pero en el vestuario tienes otro papel más importante: el de capitana. Háblanos en qué consiste, ¿cuáles son las cualidades de una capitana?
“Para mí un capitán es el nexo de unión entre entrenador y jugadoras, la persona que tiene que mantener los pies en el suelo e intentar que los objetivos colectivos primen a los individuales, una persona con experiencia y que sepa mantener la calma. No siempre es fácil el papel del capitán, pero tiene que ser capaz de no rendirse.”

– ¿Y qué consejo darías a las capitanas de otros equipos?
“Mi consejo es que cuide mucho y proteja al eslabón más débil del equipo, porque por ahí es por donde el equipo puede romperse. Esto lo decía mucho un entrenador que tuve al que admiro bastante y me parece un consejo bastante acertado”.

– Y ahora, dejando el papel de capitana por un momento y metiéndonos en el personal, ¿qué es lo mejor que te ha pasado en todo este tiempo que llevas practicando voleibol?
“Lo mejor, sin duda, son las personas que conoces: jugadoras, entrenadores, fisios…al final no sólo compartes una temporada o un entrenamiento, compartes mucho más y llegas a hacer grandes amistades, personas que pasan por tu vida, y se quedan en ella”.

– Suponemos que en tanto tiempo también habrá cosas menos agradables.
“Las lesiones son de las peores sensaciones que puedes tener, también te llevas algún que otro desengaño, pero es parte de la vida y sirve para hacerte más fuerte”.

Vanesa Rubio tras ejecutar un saque. Foto: Andrés Figueroa

Vanesa Rubio tras ejecutar un saque. Foto: Andrés Figueroa

– ¿y hay algún momento o recuerdo, relacionado con el voleibol, que siempre te hace sonreír al recordarlo y que volverías a vivir otra vez?
“Sería imposible recordar sólo un momento, llevo diecinueve años jugando al voleibol y tengo muchos recuerdos que me hacen sonreír. Sé que no te diría un partido concreto o un campeonato, sino la complicidad en momentos determinados con esas compañeras que se convierten en amigas.”

– Y para ir cerrando esta breve entrevista. ¿Cómo le gustaría a “Tita Va que se cerrase esta temporada?
“ ¡Con mi sobri aplaudiendo a su Tita en la grada!”.