Finaliza la XLII Copa de SM el Rey. Y lo hace con una final para el recuerdo, en la que el C’n Ventura Palma se alza con el título en un 22-20 en el quinto set.

Can Ventura Palma es el nuevo campeón de la Copa de SM El Rey de Voleibol. El conjunto balear derrotó a CV Teruel 3-2 (19-25, 25-22, 25-19, 19-25, 22-20 ) en una final extraordinaria y vibrante que se celebró ante 4.000 espectadores que llenaron el pabellón Europa de Leganés. La escuadra entrenada por Marcos Dreyer consigue su primer título de Copa al imponerse en un partido igualadísimo y espectacular que se resolvió en un tie-break de infarto.

La presión que CV Teruel impuso desde los primeros compases del partido sobre el ataque rival lanzó a la escuadra turolense a dominar con claridad el primer set. Además del acierto en bloqueo, la impecable distribución de Xavier Folguera daba a los jugadores de ataque del conjunto aragonés múltiples opciones para encontrar el campo rival. Un remate de Jaroslaw Lech y un ataque errado por los baleares pusieron el 25-19 que adelantaba a CV Teruel.

Reacción de Can Ventura Palma

Tras este primer set dominado por los vigentes subcampeones, Can Ventura Palma reaccionó y se asentó más sobre el parqué. La pegada de Andrés Villena y Fran Ruiz sirvió para que los baleares pusiesen pausa al ímpetu rival, y en un igualado final de set, Can Ventura Palma empleó su potencial ofensivo para hacerse con la mínima ventaja y llevarse así la manga. Sendos ataques de Guilherme Hage y de Jorge Fernández colocaron el 22-25 que empataba el partido.

Los dos equipos continuaron presentando un gran nivel de juego, marcado por los potentes remates y las defensas imposibles. La capacidad resolutiva de Can Ventura Palma, con un Jorge Fernández estelar puso a los palmesanos con clara ventaja en el periodo, diferencia que CV Teruel no pudo recuperar. Con un bloqueo precisamente de Jorge Fernández y una finta de Guilherme Hage el 25-19 y el 2-1 subían al marcador.

CV Teruel fuerza el tie-break

Ya en el cuarto set, fue CV Teruel quien tuvo la inspiración de lado. En una manga modélica, los discípulos de Miguel Rivera demostraron su intención de recuperar el trono copero con un gran balance en ataque y defensa. Los ataques de Jaroslaw Lech y Balsa Radunovic hicieron el resto, y un remate de este último situó el 25-19 que mandaba el partido al tie-break.

El set decisivo fue espectacular, pleno de igualdad y emocionante hasta su desenlace de infarto. Con empate se llegó a la fase decisiva del periodo 10-10. Entonces, Can Ventura Palma dispuso de nada menos que siete bolas de partido, pero CV Teruel siempre conseguía levantar las acciones con un recital defensivo. Los propios turolenses tuvieron una ocasión de cerrar el partido pero tampoco la aprovecharon. El empate no se rompía y ninguno de los dos equipos cedía, con acciones extraordinarias sucediéndose en los lados de la red. Se llegó así a un increíble 20-20, momento en el que apareció la figura de Víctor Viciana, que fue elegido MVP del torneo. El colocador andaluz dirigió para que un remate de Fran Ruiz y un error ofensivo de CV Teruel supusiesen el 22-20 que daba el título a Can Ventura Palma.

De esta forma, Can Ventura Palma consigue su primera corona copera en su debut en el torneo. El triunfo de los palmesanos rompe una racha de ocho años consecutivos de victorias coperas de Unicaja Almería y CV Teruel, y devuelve el título a las Islas Baleares por primera vez desde que Son Amar Palma – CV Portol lo lograse en la temporada 2005-2006.