vig-vpm04_b

VP Madrid, supo frenar a los gallegos y hacerse con una victoria vital.

 

VP Madrid tenía el sábado una cita con la historia. A falta de cinco jornadas para finalizar la liga y con una diferencia de tan solo 3 puntos entre ambos equipos, una victoria por 3-0 o 3-1 dejaría a gallegos o madrileños con pie y medio en la categoría o por el contrario, condenados a seguir luchando mientras intentaban sumar puntos en canchas imposibles y obligados a estar pendientes de terceros. A pesar del buen momento actual de los madrileños y a pesar de la victoria en la primera vuelta por un claro 3-0, gallegos y madrileños sabían que en el encuentro del sábado todo eso no serviría de nada y se jugaban media permanencia a una carta.

Además, VP Madrid estrenaba su campaña de apoyo a la lucha contra el cáncer, de la mano de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en la que, hasta final de temporada, sus líberos del equipo de SVM y SF2 jugarán con camiseta rosa y lemas de apoyo mientras que los demás integrantes jugarán con medias rosas, bajo la consigna de #SúmateAlRosa.

 

El partido comenzó con mucha intensidad y ambos equipos iban a vender cara su piel. Ambos equipos estaban concentrados en su objetivo y así se plasmó en el marcador, muy parejo hasta mitad de set, momento en el cual los buenos bloqueos locales les hicieron cobrar una ventaja importante para afrotar el final de set. No obstante, VP Madrid demostró tener la cabeza más despejada y quizás menos presión y remontó a un Club Vigo que se desconcentró y empezó a tener fallos, brindando al pabellón gallego un final de set de infarto, en el que finalmente fueron los capitalinos quienes se alzaron con la victoria tras un apretado 26-28.

Sin embargo, los vigueses sabían que no podían dejar escapar un partido tan importante y salieron con las pilas recargadas a la cancha. Y lo consiguieron, porque desarrollaron un juego mejor que en el anterior set y se mantuvieron por delante en el marcador durante todo el parcial hasta su finalización, imponiéndose por un claro 25-16.

El tercer set prometía mucha lucha y un interesantísimo partido por delante, con ambas escuadras dando lo mejor de sí para poder llevarse ese triunfo tan importante para la permanencia de ambos equipos. El parcial fue muy igualado, con un inspiradísimo Diego Mahía tanto en ataque como en defensa y los líberos de ambos equipos desarrollando un trabajo espectacular. De hecho, la recepción y la defensa en este partido fueron las mejores de la jornada en ambos equipos. VP Madrid supo sacar provecho de su buen juego y de algunos despistes del conjunto vigués para ganar el set por 20-25 y asegurarse puntuar.

El cuarto set podía suponer la victoria para los madrileños y la condena para los locales o el último rayo de esperanza al que aferrarse para Club Vigo. De nuevo, la igualdad estuvo presente en el parqué gallego hasta el segundo tiempo técnico, momento en el cual se repitió la historia y VP Madrid demostró tener un mejor final de set con un parcial de 1-11, superando así a Vigo por 16-25 y alzándose con la victoria por 1-3.

Por parte de VP Madrid, Diego Mahía fue el mejor receptor de la jornada con 17 puntos y un 90% de acierto, siendo el cuarto mejor atacante de la jornada, mientras que el central Javi Jiménez fue el segundo mejor bloqueador con 5 bloqueos; ambos forman parte del 7 ideal de la jornada. Carlos Guerra fue el segundo mejor líbero de la jornada con una fenomenal estadística de 86%. Por parte de Club Vigo, Pablo Gómez y Antonio Rodríguez se alzan con las posiciones de segundo y tercer mejores recepctores respectivamente, tras Diego Mahía, mientras que José Carlos Rodríguez consigue el título de mejor líbero de la jornada. Todos números que reflejan el buenísimo partido que fue en aspectos defensivos.

Con esta victoria, VP Madrid da un paso fundamental en sus aspiraciones de mantenerse en la máxima categoría el año de su debut y cobra fuerza su proyecto de continuar en Superliga, sobre todo teniendo en cuenta el difícil calendario que le queda hasta final de temporada. Club Vigo cede puntos ante su máximo rival y se descuelga a seis puntos, obligándose a hacer un final de temporada extraordinario mientras mira de reojo a VP Madrid y vence el vértigo del descenso.

 

Íñigo López Escribano.