_DSC2012

Foto: Leticia Felgueroso.

 

 

VP Madrid visitó a Electrocash CCPH con la idea en mente de poder puntuar en el Juan Serrano Moncayo. El equipo cacereño, que está siendo la revelación de la temporada en la Superliga masculina, ya ganó en la ida y no pensaba poner las cosas fáciles a los madrileños, quienes estaban acompañados en la grada por la Peña El Zurdo, que se desplazó con el equipo. Sin embargo, Electrocash hizo gala de su condición de favorito y acabó imponiéndose por 3-1.

El primer set trajo complicaciones para los negriblancos, que vieron como el ya de por sí potente bloqueo cacereño se aplicaba con tres hombres cerrando a Diego Mahía y compañía. Aitor Barreros tiró de ingenio e hizo jugar hasta a cuatro opuestos en los dos primeros sets, sustituyendo a Javier Yagüe por Javier Jiménez “Jota” para meter altura e intentar favorecer el ataque sobre el bloqueo, rotando su posición durante el set con el capitán Sergio Figueroa. La medida tuvo efecto en los primeros minutos, pero los locales acabaron pisando el acelerador e imponiéndose por 25-15.

El segundo parcial no trajo noticias nuevas, con los cacereños dominando en el marcador sin oposición. Pablo de las Casas tuvo opción de jugar como opuesto, donde se mantendría el resto del partido, cuajando un buen partido. Los potentes ataques de Guilherme Pereira hicieron mucho daño al equipo madrileño, a pesar de las espectaculares defensas de Kefrén Bravo, y el bloqueo local, encabezado por un gran Saulo Costa, negaba a los madrileños el punto. El tanteo final fue de 25-17.

 

_DSC2001

Foto: Leticia Felgueroso.

 

Sin embargo, los madrileños dieron la vuelta a la tortilla en el tercer set. Edu Sánchez cedió su lugar a José Luís Redondo en una manga en la que VP Madrid recuperó la vitalidad que le es habitual. Un enorme Juan Villaescusa puso el cerrojo a la red y los madrileños se escaparon. No obstante, Electrocash movió banquillo y dieron alcance a VP Madrid en lo que acabó siendo un intercambio de puntos. La lesión de Adrián Rodríguez, que se hizo un esguince de tobillo, desequilibró un poco a los visitantes, quienes sin embargo fueron capaces de levantar un punto de partido para embolsarse el apretadísimo tercer set por 25-27.

La cuarta manga comenzó con los hombres de Aitor Barreros a pleno rendimiento, prueba de lo cual fue el 0-4 inicial. Electrocash no se dio por vencido y acabó dando caza a unos madrileños que buscaban con ahínco forzar el tie break y asegurar un punto, pero los fallos en los saques crearon una diferencia a mitad de set que acabó siendo inalcanzable, dando la victoria a los cacereños al imponerse por 25-19.

 

Los madrileños no pudieron rascar ningún punto en su visita y ven como la Textil gana su partido y abren brecha tras su victoria, si bien se ven favorecidos por la derrota de Emevé. Cáceres, por su parte, sigue manteniéndose en la parte media-alta de la tabla, para gran alegría de sus aficionados.