Javier Jiménez.

Javier Jiménez.

Javier Jiménez destaca sobre la pista con solo echar un vistazo, sus imponentes dos metros le hacen un central temible y una baza importante en el centro de nuestro club. ¿Su número? El 6.

Javier comenzó jugando en el verano del 96, cuando apenas contaba con 14 primaveras. Acudió a unas colonias deportivas que organizaba el ayuntamiento de Leganés y allí Alfonso Linares vio su potencial y lo enganchó en esto del voley. Curiosamente, Alfonso es a día de hoy uno de los mejores amigos de Javier, y del que el propio central dice “a él le debo muchas de las cosas que he vivido y me gustaría agradecérselo”.

Y Javier tomó el camino adecuado, porque pronto empezó  ser convocado con la Selección Autonómica y jugó varios campeonatos con el Leganés, para posteriormente ser llamado a formar parte de la Concentración Permanente de la selección para juveniles en Palencia en las temporadas 98/99 y 99/00, periodo del que tiene muy buenos recuerdos. En aquellos años, quedó tercer clasificado en el Campeonato de España de clubes de 1998 siendo cadete, subcampeón del Torneo 8 Naciones en el 99 y subcampeón del Torneo Pre-Europeo de Chipre del año 2000, consiguiendo la clasificación para el Campeonto de Europa de selecciones junior de Sicilia.

Javier daría el salto a Superliga de la mano de Unicaja Almería, un equipo con estrellas consagradas de las que aprendió mucho. Javier recuerda esos años con cariño: “Era un equipo plagado de estrellas como Cosme Prenafeta, Carlos Carreño, Danielle Desiderio, Fuerbringer, Sorensen y muchos mas. De aquellos años me queda todo el cariño que recibo de esa tierra tan especial para mi y lo mas importante, mi novia Maria del Mar, toda una sufridora de este deporte y aficionada incondicional del VP Madrid”. Fue una gran época para Javier también en lo deportivo, pues su palmarés con Unicaja incluye dos campeonatos de la Superliga (00/01 y 01/02), una Copa del Rey (01/02) y un tercer puesto en el Top Team Cup ese mismo año.

Al año siguiente, Javier vuelve al C.V. Leganés y consiguen ganar la 1ª División y la posterior fase de ascenso a liga FEV, de la que se proclamarían campeones unos años después, en 06/07.

A sus 30 años, Javier no deja de hacer deporte, incluso boxeo, deporte que entrenaba ultimamente, y se confiesa un amante de la música, volcando sus esfuerzos en aprender a tocar la guitarra.

Al ser preguntado sobre qué espera en su estancia en nuestro club, responde: “con VP Madrid espero conseguir los mejores resultados posibles, hacer un pequeño hueco en la historia del voleibol madrileño para que nos recuerden durante muchos años, al menos como un equipo combativo y plagado de buenas personas con las que tengo la suerte de entrenar todos los días, y disfrutar de este deporte tan bonito”. Sin duda, Javier pondrá toda su experiencia para que así sea.

 

Íñigo López Escribano.