Los pronósticos se cumplieron y VP Madrid no tuvo opciones en casa del lider invicto de la Superliga 2013/14

Los pronósticos se cumplieron y VP Madrid no tuvo opciones en casa del lider invicto de la Superliga 2013/14

 

VP Madrid visitaba el último campo de los equipos grandes de la Superliga que le quedaba y lo hacía precisamente ante el mayor de ellos, el CAI Teruel, equipo intratable este año en la Superliga, donde sólo ha cedido un set, y con una de las aficiones más grandes y volcadas del país, encabezada por la Marea Naranja. Las buenas relaciones y colaboraciones entre ambos clubes hicieron del encuentro una fiesta, especialmente para VP Madrid al visitar este campo en su año de debut en la máxima categoría nacional.

El primer set comenzó de manera prometedora para los capitalinos, aguantando el ritmo a los turolenses y jugándoles de tú a tú hasta el primer tiempo técnico. Sin embargo, los aragoneses impusieron su buen juego y tras una segunda parte de set en la que dominaron claramente, establecieron un 25-12 en el electrónico.

El segundo set mantuvo la misma dinámica inicial, con ambos equipos igualados hasta el primer técnico, tras el cual la lógica se impuso y CAI Teruel se separó en el marcador para finiquitar el set por 25-16.

El último parcial trajo cambios en ambos equipos, que con la suerte ya echada dieron minutos a jugadores menos habituales, como Pablo de las Casas, uno de los jugadores salidos de la base de VP Madrid, quien pudo disputar minutos en tan especial encuentro. Finalmente, CAI Teruel se impuso por 25-16, cerrando así el partido con un previsible 3-0.

 

Para VP Madrid este partido supone una derrota con la que se contaba, y mantiene la diferencia con Club Vigo, el colista; el próximo domingo le tocará recibir en casa al Unicaja Almería, segundo en la clasificación y flamante campeón de la Copa del Rey 2014 tras ser el único equipo español de la temporada capaz de vencer a CAI Teruel, al que apeó en semifinales de trofeo del KO. Para los turolenses, suponen tres puntos que se daban por hecho y un paso más hacia un final de Superliga en el que, previsiblemente, acabarán como líderes.

 

Íñigo López Escribano.