Los aficionados madrileños no pudieron tener mejor colofón a la temporada en la que VP Madrid bajaba a la SM2. Los chicos de Javi Blanco, con la permanencia garantizada desde jornadas atrás, despedían la temporada recibiendo al otro equipo madrileño en la categoría, el CV Leganés.

El encuentro se disputó en Legnaés, pese a actuar como local VP Madrid. Con motivo de la organización de la XLII Copa de SM el Rey, y sirvió de antesala de la gran final, en un engalanado para la ocasión Pabellón Europa. Y sin lugar a dudas, el espectáculo de este derby estuvo a la altura del imprensionate marco en el que se disputaba.

Se adelantaba VP Madrid en un disputadísimo primer parcial, para luego ver como Leganés recuperaba la distancia y lograba adelantarse en el marcador.

El encuentro regaló innumerables acciones y la rivalidad, sana, quedaba patente en dos equipos que se negaban a entregar un solo punto al rival. Cuando todo parecía decantado para los visitantes en el quinto set, los hombres de negro supieron reaccionar y llevarse en úlitmo tramo del set, el encuentro, para deleite de los numerosos aficionados que se despazaron a despedir la temporada junto a ellos en Leganés.

Al final un 3-2, que supone una justa recompensa a una temporada, positiva en su conjunto pero en la que el equipo sufrió el cambio de categoría y la adaptación de un plantel muy renovado.