Las madrileñas recibían al equipo insular sabedoras de lo complicado que sería puntuar. Además, el punto que sacaron Barça y Alcobendas ante Leadernet y Naturhouse respectivamente metía presión en la zona baja/media de la tabla, por lo que ambas escuadras llegaban con ansias de llevarse el gato al agua.

El primer parcial no tuvo un dominador claro aunque las madrileñas empezaron a tener fallos en recepción y en red que supieron aprovechar sus rivales. Romina Lamas tuvo una muy buena distribución, por lo que Aguere tuvo bastantes alternativas de ataque acertadas hasta que se impusieron por 20-25.

El bloqueo y la defensa del equipo visitante fueron la clave del partido, con una inspiradísima Nira Pérez de líbero y Mame Diouf tremenda en la red. El buen trabajo de Raquel Díaz y Ruth Oliver en defensa no pudo traducirse en ocasiones de ataque que dañaran a Aguere, que pasó por encima de las locales, estableciendo un 13-25.

La tercera manga tuvo un cambio importante, con el extra de motivación que Gabriele Perni y Juan Carlos Rodríguez supieron insuflar a las suyas, que salieron a por todas y jugando bien. Las capitalinas, que mejoraron en ataque con Amparo Hopf y Nazaret Florián, lograron el primero al terminar 25-22.

El último set tuvo un buen juego de ambas escuadras. Las madrileñas jugaron bien, con Marina Saucedo repartiendo y el buen trabajo en red de Laura Monzón y Drew García, pero las tinerfeñas supieron mantener la renta de 3 puntos que lograron desde el principio para finiquitar el partido 1-3 con el 21-25 final.

Así las cosas, VP Madrid sigue en zona de peligro con 4 puntos y con dos enfrentamientos contra rivales directos a la vista. Aguere se pone con 10 y termina su racha de 3 partidos perdidos.