Alcobendas sufrió más de lo esperado en el último derbi de la temporada, esta vez en el feudo madrileño de Entrevías.

Tras los resultados de la joranda de sábado, que dejaban provisionalmente a las madrileñas como colistas, VP Madrid salia con la imperiosa necesidad de sumar en la repetición del derbi tras el enfrentamiento de la semana anterior en los 1/4 de final de la Copa de SM la Reina de Leganés.

Si 7 días antes Alcobendas se imponía con facilidad ante las capitalinas, en esta ocasión VP Madrid sí fue capaz de plantar cara ante un Alcobendas que se veía desbordado por la gran salida de las locales. A pesar del 1-4 inicial las madrileñas reaccionaban y apretaban para situarse con una diferencia clara en el marcador, que a la postre fue definitiva para resolver el primer parcial.

Guillermo Falasca, movió banquillo y sus pupilas asentaron la recepción, lo que permitió aparecer a Jessica Wagner, jugadora que desequilibró el partido con su gran papel en bloqueo y ataque. A la solided de Wagner se sumó una Esther Rodriguez enchufadísima, que rozó la veintena de puntos.

Con esta fórmula, Alcobendas lograba resolver con comodidad los dos siguientes sets en los que las madrileñas sufrían en exceso jugando a tirones alternando errores propios con buenas fases de juego.

Ya en el cuarto parcial, la igualdad volvía al marcador en buena parte del set, en la que Madrid echaba el resto y apuraba sus opciones. Fue de nuevo la norteamericana Wagner y la granadina Rodriguez, las que desequilibraron la balanza diluyendo la gran aportación de las madrileñas, de la mano de Andrea García y Amparo Hopf, que rayaron a gran nivel.

 


_DSC4297

_DSC4331 _DSC4410 _DSC4412