No hubo sorpresas en el desplazamiento de las madrileñas a Logroño. El Naturhouse Ciudad de Logroño hizo valer la superioridad manifiesta en esta liga donde jornada tras jornada amplia la diferencia con sus perseguidores.

Las madrileñas no fueron capaces de contrarrestar los inicios de set de las riojanas, que llegaban al tiempo técnico siempre con una cómoda ventaja, merced a una sensacional defensa y contraataque. Luego, con un VP Madrid más resolutivo, aguantaban la diferencia para anotarse los sets con comodidad.

Así sucedió en los dos primeros parciales, que dejaron a las claras la potencia de las locales. Luego en el tercero, la oposición de las visitantes bajó varios enteros, y las riojanas cerraron el encuetro con gran facilidad.