Fenomenal encuentro el que disputaron el domingo dos viejos conocidos. Tanto Haris Tenerife como VP Madrid, ascendían esta temporada a la división de oro del voleibol nacional y en su primer encuentro devolvían a la afición del CDM Entrevíasel brillante espectáculo y emoción con el que se resolvieron los encuentros entre ambos conjuntos la temporada pasada.

Haris Tenerife llegaba ostentando la condición de favoritas y con las miras fijadas en la parte alta de la tabla. Sin embargo las madrileñas salieron con desparpajo y sin complejos, lo que les sirvió para llegar al final del primer set con una amplia diferencia. Haris reaccionó, y logró llevar el parcial al 24-24. Y ahí tras un eterno intercambio de puntos, el set acabó cayendo del lado madrileño por 31-29.

El segundo parcial se mantuvo igualadísimo, con los dos equipos mostrandose muy agresivos en ataque y defensa. Una sensacional Daysa Delgado se echaba a las canarias a la espalda y desde el centro lideró a las suyas para evitar que las madrileñas pudieran aprovechar la bola de set.

Con 1-1 las madrileñas acusaron el golpe y las canarias aprovecharon la inercia para imponerse con más dificultad de la que mostró el marcador final. Ya en el definitivo cuarto set. A pesar del mal comienzo con diez puntos de diferencia en contra de las capitalinas, estas supieron reaccionar e ir acortando la diferencia poco a poco, para rozra la épica y forzar el desempate.

Daniela Ospina con 26 puntos, máxima anotadora del encuentro, y Amparo Hopf con 16, cuajaron una gran actuación, que quedó sin premio, pero que da muestras del gran trabajo colectivo de un equipo que hizo disfrutar al público y al que en breve dará más de una alegría.