Las madrileñas siguen sumando en su visita a Tenerife y regresan con un punto y con la sensación de que pueden ir a más.

Las madrileñas siguen sumando en su visita a Tenerife y regresan con un punto y con la sensación de que pueden ir a más.

Las chicas de VP Madrid viajaron a Tenerife en plenos carnavales con la intención de puntuar y afianzarse así en la parte media-baja de la tabla. Para ello, tendría que jugar contra un Tenerife Santa Cruz que se encontraba en la misma situación y suponía, por tanto, un rival directo.

El partido comenzó muy fuerte para las locales, que empezaron ganando merced al buen juego que desarrollaban. No obstante, las Lobas de VP Madrid sacaron las garras y demostraron el buen estado de forma en el -que se encuentran, basando su juego en una muy buena defensa y dándole la vuelta al marcador, batiendo en el primer parcial a Tenerife por 18-25. El segundo set continuó con el dominio madrileño, lo que supuso que VP Madrid sumara el 0-2 en el marcador al ganar 21-25 y se asegurara sacar un punto de la isla.

No obstante, las tinerfeñas tiraron de oficio y gracias a la mejora de su juego y a lo acertado de los cambios de su entrenador, lograron superar a las visitantes en el tercer set y, posteriormente, en el cuarto set por el mismo resultado (25-21), forzando así el tie break cuando unos minutos antes apenas tenían un partido casi perdido.

En el parcial de desempate se notó que las locales venían con el ánimo subido tras haber logrado empatar el partido y desplegaron un juego eficaz, que, a la postre, acabó dándoles la victoria por 15-10 y dejando unos inesperados 2 puntos en casa tras remontar a las madrileñas y finiquitar el partido con un 3-2.

 

Con este resultado, VP Madrid logra arrancar un punto importantísimo ante un rival directo y un campo difícil, lo que las afianza en el noveno puesto, que se antoja ya alejado de las últimas plazas, si bien Sant Boi ha cogido una ventaja de dos puntos tras ganar al Xuvenil Teis. Por parte de Tenerife Santa Cruz, los dos puntos le sirven también para alejarse de la zona baja de la tabla y además para arañar un punto en la diferencia contra su rival inmediatamente superior, que es precisamente el equipo capitalino.

 

Íñigo López Escribano.