Foto: RFEVB

VP Madrid regresó de vacío de Alzira, tras un partido en el que, con algo más de concentración y templanza, hubiera conseguido algo positivo.

Las urgencias clasificatorias de las madrileñas salieron a relucir en los momentos finales de cada set, donde las de César Hernández desaprovecharon importantes ventajas en el marcador.

VP Madrid empezó bien el partido contra las locales de CV Alzira, e incluso llegaron por delante al primer TT. A partir de ahí, nervios y errores no forzados que desembocaron en un parcial de 9-4 que resultó insalvable.

Con 1-0, VP Madrid volvió a poner en problemas a las debutantes de Frederic Weil . Con 10-16 en el 2º TT el partido estaba en franquicia para las madrileñas. Pero de nuevo una “pájara” en su juego llevó el marcador hasta un inesperado 21-19 (parcial de 11-3) que terminó en el 25-20 definitivo.

A esas alturas la local Mª José Blas desarticulaba la defensa visitante y el técnico madrileño no encontraba como parar a las valencianas.

En el tercero, buen nivel de juego en todos los aspectos: saque, ataque, defensa.. que llevo al equipo a plantarse con un “casi definitivo” 19-24. Los nervios y los errores volvieron a las filas de VP Madrid, que vio como desperdiciaba una tras otra bolas de partido .

Al final el 26-24 y el consecuente 3-0 corta la racha de derrotas de CV Alzira y coloca a las madrileñas como colistas del grupo B de Superliga Femenina 2.

Este sábado, a las 20 horas, última oportunidad de 2012 para conseguir la primera victoria de la temporada en casa.