Partido “de exilio” para el VP Madrid en la segunda jornada de la fase de vuelta en la Superliga Iberdrola 2017/18. Tras la suspensión del partido de la jornada anterior ante el Feel Volley Alcobendas por goteras en la cancha habitual del conjunto de la capital, el equipo de Entrevías volverá a disputar otro encuentro lejos de su feudo. Si bien ya en la primera vuelta jugó 8 partidos como visitante y sólo 3 como local.

La organización este fin de semana de la Copa Principe, cuya final coincidía a la misma hora (las 12:30 del domingo) que el encuentro de Liga Iberdrola ha motivado al club a acomodar el horario para evitar el solapamiento con un evento de tal importancia para el deporte autonómico. De igual manera que en temporadas pasadas otros hicieron con las Copas de SM la Reina 2016 y 2017.

Este cambio evita además cualquier riesgo de nuevos aplazamientos por motivo de la lluvia y las correspondientes multas que el club viene soportando con este motivo, y que en caso de lluvia el protagonista de la semana próxima sea el voleibol y no los cubos de agua.

Centrándonos en lo puramente deportivo, ambos equipos llegan al partido con la necesidad de sumar puntos, sobre todo para las “damas de negro” que quieren seguir con la racha positiva que se inició en la última jornada de la fase de ida y se prolongó en la Copa Madrid, donde las jugadoras de Gonzalo García, lograron dos victorias y se alzaron con el título.

Para VP Madrid, si nada lo vuelve a impedir, será el primer partido de este 2018, y para el mismo, el técnico tendrá a todas las jugadoras disponibles incluida la última incorporación, la central brasileña Paula Neves, que sigue con su proceso de adaptación al equipo y dando muestras en los entrenamientos de su nivel de juego y de su experiencia. El equipo madrileño viene evidenciando una clara evolución en su juego y el rendimiento colectivo es más que óptimo como para poder plantar cara a todos los equipos de la competición, por lo que el partido ante el equipo de Adrián Fiorenza podría ser una excelente oportunidad para ver el verdadero potencial de Voley Playa y esperemos, la primera victoria como local.

Recordamos también que en esta fase de vuelta de la competición, nuestro equipo tendrá que jugar 8 partidos como local y tendrá que rendir visita tan solo en 3 ocasiones (Sevilla, Menorca y Tenerife), por lo que las opciones de permanencia pasarán por hacer de nuestra cancha, un fortín.

Mientras, el CV Barcelona Barça se presentará en Madrid tras vencer la pasada semana al CV Sant Cugat en el duelo de rivalidad catalana, victoria que le sirvió para tomar aire a las chicas de Adrián Fiorenza, un conjunto que ha pasado por situaciones complicadas esta temporada, viendo por ejemplo como 3 de sus fichajes extranjeros que tenían que dar un salto importante de calidad, han abandonado la nave azulgrana. Esas importantes ausencias han tenido incorporaciones. La colocadora holandesa, Lydie Van Deursen, llega al equipo de la ciudad condal para suplir la marcha de la serbia Klara Peric, mientras que la receptora lituana Erika Kliokmanaite vuelve al que fuera su equipo en temporadas anteriores para dar calidad a la recepción blaugrana y potencia en el ataque.

El partido entre VP Madrid y CVB Barça se disputará el domingo 14 de enero, a las 15: 30 horas en el Pabellón Europa de Leganés, justo después de la disputa de la Final de la Copa Príncipe, esperando que nuestra afición se desplace hasta esta cercana localidad madrileña para alentar a nuestro equipo y llevarlo hasta la primera victoria como local.