Pablo (#8) junto a sus compañeros en uno de los encuentros de la SVM 2013/14

Pablo (#8) junto a sus compañeros en uno de los encuentros de la SVM 2013/14

Si hace unos días hablabamos con una de las jugadoras de la base de VP Madrid, que ha llegado al SF2, ahora toca el turno de uno de los chicos. Llega el turno de mostraros la conversación con Pablo. En la vispera de la última jornada, en la que el equipo se desplazaba a Soria.

Pablo es sin duda uno de los jugadores más apreciados para VP Madrid, tanto dentro como fuera de la pista. Ejemplar en el trabajo diario, generoso en el esfuerzo y pensando siempre en el colectivo. Jugadores así son fundamentales en cualquier equipo y si a esto le añadimos juventud y pasión, la suma arroja un resultado indiscutiblemente valioso.

Pablo, llegó a VP Madrid en categoría juvenil, alcanzando una segunda posición en el campeonato autonómico y clasificando, por primera vez apra VP Madrid, un equipo para el Campeonato de España. Dese sus inicios cuando jugaba de central, ha aportado a los diferentes equipos del club desde diferentes posiciones. Si bien en la catualidad se desenvuelve como opuesto, le hemos visto jugar de receptor y en el tramo final de al temporada como colocador.

Pablo, ¿Cómo has vivido la 1ª temporada en SVM?

– Como un sueño. Cuando me llegó la noticia no me lo podía creer, durante muchos momento de la temporada aún me costaba entender que estábamos compitiendo entre los mejores de España. En particular, poder visitar canchas como la de Teruel, o poder ver nuestra cancha los días de partido…

¿Qué ha sido lo mejor de toda la liga?

 Resulta difícil quedarme con una sola cosa, pero quiero destacar el gran grupo de personas que conforma nuestro equipo. Hemos tenido mucha suerte de juntarnos este gran grupo humano, todos con las mismas ilusiones y cada cual mejor persona. No me cabe duda de que hoy comparto vestuario con amigos que serán para toda la vida. 

 ¿Y lo peor?

El compromiso que supone el trabajo diario del equipo puede ser difícil de llevar a veces. Son muchas horas de entrenamiento, gimnasio, viajes. Hay momentos que no te salen las cosas, no estás entrenando como querrías y se puede hacer cuesta arriba. Pero se trata únicamente de momentos puntuales que ahora veo como pequeños baches que hay que superar.

 ¿Cómo se ve desde la pista el trabajo que realiza el club fuera de ella?

Desde el equipo valoramos mucho el gran grupo de personas que nos rodea. Muchas veces el trabajo más necesario es el menos visible, por lo que también queremos agradecer la labor que realizan Felipe, Dani, Íñigo, Leticia, Pilar, Patri, Jorge, Benja, Juan Carlos, Sara, Tere (seguro que me dejo a alguien en el tintero), y todos aquellos que en algún momento han echado una mano para que todo pueda funcionar.

Por otro lado es un orgullo poder representar a un club preocupado por innovar, por hacer las cosas bien, por cuidar siempre a su afición. Quizá también podríamos estar en superliga sin ofrecer el streaming que se hace, sin engalanar la cancha cada jornada, sin colaborar en acciones solidarias como la de AECC, ADEMO, Médula para Mateo… Pero creemos es la filosofía que nos representa y seguramente es lo que mejor nos distingue

Ataque de Pablo frente a Ibiza

Ataque de Pablo frente a Ibiza

¿Hay algo que cambiarías de la SVM? ¿Algo que no cambiarías, que te gustaría encontrarte de nuevo la próxima temporada?

Esta temporada hemos llegado a visitar canchas con las gradas casi vacías, y otras que son auténticos fortines para sus equipos. Creo que es fundamental la promoción del espectáculo. Cuando ves cómo se disfruta el voley en Teruel, Ibiza, o en Madrid… Te gustaría poder contagiar ese entusiasmo por el voley por toda España. Particularmente en VP Madrid creo que hemos conseguido formar un numeroso grupo de aficionados que disfrutan cada jornada del mejor voley, y creo que aún podemos seguir aumentando nuestra masa social.

Centrándonos en este final de temporada, ¿Cuál es la sensación previa al último partido de la temporada?

Creemos que, pese a tener el objetivo de la permanencia asegurado, sería bonito para nosotros escalar un puesto más en la clasificación. Visitamos una cancha mítica del voleibol, pero creemos que podemos dar la sorpresa si sacamos lo mejor de nosotros mismos.

Ir con los deberes hechos, no jugarse nada, ¿permite disfrutar más del juego o se asume como un partido más?

Hay que salir a competir siempre, sea cual sea la clasificación. En mi opinión, el hecho de no jugarnos ya la permanencia es positivo por el hecho de jugar sin presión. Sabemos que vamos con el objetivo cumplido, y si somos capaces de mantener la intensidad eso nos tiene que hacer más fuertes. 

Este año ha sido el primero en SVM, pero no en VP Madrid ya que has jugado en otras categorías, perteneces a la cantera del club. ¿Qué consejos darías a los jugadores de las categorías base?

Cuando les digo que cualquiera podría llegar a jugar en los equipos de superliga, les resulta difícil de creer. La fórmula del éxito ha sido repetida por los mejores deportistas de la historia, trabajo y esfuerzo constante. Quienes me conocen saben que no soy un jugador especialmente talentoso en la pista, por lo que siempre he tenido que sudar un poco más que el rival para llegar al mismo destino. Pero aún más importante es el consejo de que nunca dejen de disfrutar del voley. Desde pequeños van a tener un buen volumen de entrenamiento, y si son capaces de mantener la ilusión de ir a entrenar cada día y de aprender una cosa nueva del entrenador, de los compañeros o viendo un partido, ya han dado un gran paso para alcanzar las metas que se planteen.

164927_595863483757458_1333068995_n

¿Merece la pena el esfuerzo y la lucha constante por llegar hasta aquí?

Rotundamente, SI. El esfuerzo y la lucha luego ayudan a valorar aún más las metas alcanzadas.

¿alguna vez has pensado en tirar la toalla? si es así, ¿qué te hizo no renunciar a seguir jugando?

Quizá no he llegado a planteármelo en serio, pero como he comentado he tenido malos momentos en los que se te junta todo: el agotamiento del día a día, la desmotivación de que no te salgan las cosas como quieres, el hecho de jugar muy poco… Son factores que sumados me han hecho pasar alguna mala racha. Pero siempre he podido contar con el apoyo de mi equipo y salir del bache.

Muchas gracias Pablo. Por tu tiempo, por tus palabras y por tu esfuerzo.
Como esperábamos, ha sido todo un placer compartir este rato contigo. Mucha suerte y mil gracias de nuevo.